Dentro de nuestros cortes de carne argentina, hoy hemos elegido la picaña o también llamada tapa de cuadril. Cuando hablamos de picaña hacemos referencia a la punta frontal vertical de la tapa de cuadril. A diferencia del tafelspitz, se deja la capa de grasa sobre la carne muscular. Esto la hace un corte exquisito con una capa de grasa muy jugosa que la cubre por uno de sus lados.

Nuestra receta por excelencia es a la parrilla, pero son muchas las formas que nos gustan para cocinarla. Por ello hoy, hemos elegido la picaña a la provenzal. Toma nota de nuestro paso a paso y… ¡a chuparse los dedos!

▶ ELABORACIÓN DE LA RECETA

1. En primer lugar debemos sellar la picaña: para ello debemos ponerla en una olla a fuego fuerte con un poquito de aceite. Tapamos la olla y dejamos que la carne se selle unos 3-4 minutos hasta que consigamos un color dorado. Damos la vuelta sin pinchar y la doramos por el otro lado.

2. Ponemos en el fondo de la olla una cebolla picada. Cuando esta esté pochada, agregamos ajo y perejil y removemos para sofreirlo.

3. Agregamos un chorro de vino y cocinamos unos 2 minutos, hasta que se evapore el alcohol.

4. Volvemos a poner la carne en la olla y cubrimos con el caldo hasta la mitad. Agregamos aquí mismo el tomillo, el laurelpimienta y un poco de sal. Cuando comience nuestro caldo a hervir, bajamos el fuego a mínimo y cocinamos durante media hora con la olla tapada.

5. Retiramos la carne y cortamos en rodajas.

6. La salsa puede dejarse así, con todo picado y espesar directamente o podemos batirla para que quede una textura suave sin trozos.

7. Para espesar: disolvemos una cucharada de maicena en medio vaso de agua fría (es importante que esté fría y no tibia). Agregamos a la salsa en ebullición, bajamos el fuego a mínimo y movemos hasta que espese.

Una vez terminado, esta listo para emplatarlo con nuestro puré de patatas o patatas laminas y ¡Listo para comer!

Call Now Button
Abrir chat