Quien quiere entender mejor Argentina, tiene que disfrutar obligatoriamente del asado tradicional. Como “asado” se entiende carne a la parrilla elaborada lentamente, sin prisas y entre amigos, en un encuentro festivo y distendido.  Pero en Argentina el asado se iguala más a una comida festiva y distendida.

Grandes porciones de carne o hasta animales completos, son colocados por el asador, el maestro de la parrilla, ensartados en una estaca en forma cruzada, en torno al fuego, la carne se asa muy lentamente, durante horas, a un calor homogéneo, y continuo, hasta llegar a la cocción preferida ¡Y es así como queda verdaderamente sabrosa!